INTRODUCCIÓN

 

Las nuevas tecnologías en el sector de los servicios sobre Internet evolucionan a una velocidad vertiginosa. A veces, pararse un momento e intentar salir de la vorágine que es el día a día, permite tener una visión más amplia de cómo cambian las cosas sin apenas darnos cuenta.

 

Con este estudio, queremos desde ICM valorar cómo se mueve el mercado en cuanto a su oferta y cómo afecta ésta a las empresas del sector así como a los usuarios finales. Nos permitirá también saber qué uso se da tanto a tecnologías como a conceptos que, al ser tan novedosos permiten una cierta desvirtualización de los conceptos en sí mismos.

 

Nuestra única pretensión es arrojar en un mundo que, incluso para nosotros, resulta complicado.

 

 

 

¿DE DÓNDE VENIMOS?

 

         El sector ISP en España es maduro, con experiencia y con aportación de valor. No obstante en España, como en Europa, las tecnologías se adoptan con un pequeño retardo respecto a otros países con formaciones más técnicas. Esto hace que los departamentos de IT de las empresas se encuentren siempre entre dos mundos: el conservadurismo tecnológico de la mayoría de los departamentos de compras y el empuje de las nuevas tecnologías que nos llegan, hoy en día, con mayor velocidad que antes.

 

         El conservadurismo tecnológico tiene cierto sentido. No debemos caer en la trampa de usar el concepto “conservador” en su acepción más negativa. Tecnológicamente, invertir en nueva tecnología es sinónimo de: tiempo, dinero e incidencias. Desplegar nuevas tecnologías significa que tienes que tener una muy buena política de capacitación de tus recursos humanos, una buena gestión del equilibrio entre los recursos dedicados a la producción y a la investigación y, por último, las ideas muy claras sobre la tecnología en la que vas a depositar tu inversión. Tomar decisiones arriesgadas supone costes económicos elevados. Elegir una tecnología de futuro supone un riesgo a equivocarte y que acabe sin poder convertirse en un standard en el mercado.

 

         Adoptar nuevas tecnologías es siempre un motivo de esperanza. Esperanza en que las cosas sean más fáciles, con menores tiempos de gestión y con una mayor productividad para el entorno empresarial. Eficiencia, al fin y al cabo. Es suficientemente tentador como para que las empresas se lancen a por una tecnología con una fe ciega fruto de una elegante “puesta de largo” por parte de algún consultor/implantador.

 

         Y luego están los que, por no arriesgar, trampean con sus infraestructuras para intentar evitar abordar una inversión importante. Y esto es sinónimo de problema: la deuda técnica. Este concepto de deuda técnica se entiende como una desventaja en el tiempo debido a una mala inversión a corto plazo en tecnología. Por poner un ejemplo, es lo que ocurre cuando, fruto de las prisas, una incidencia en el entorno de la tecnología de una empresa, se subsana con la solución más rápida y más barata. Esto provoca que, al no haber abordado el problema con un análisis más profundo y con un presupuesto más amplio, se acabe produciendo pasado el tiempo un problema mayor, más complejo de solucionar y que requiere de una mayor inversión que la que hubiera hecho falta en el momento de la incidencia.

 

         Es evidente que para todo siempre hay un “porqué”. Ninguna opción es mejor que otra. Es una elección tomada a raíz de ciertas condiciones en el momento de la decisión.

 

 

 

         Podríamos entender a España como un mercado tradicional. Tradicional en sus decisiones sobre tecnología. Si Europa tarda en adoptar nuevas tecnologías algo de tiempo, España incrementa este diferencial todavía un poco más.

 

         En el mundo de los servicios sobre Internet no nos sentimos ajenos a esta problemática y, de hecho, estamos en una época de grandes cambios y grandes elecciones sobre qué camino coger en las tecnologías que vienen.

 

         Venimos de un mundo basado en una elección simple: servidor dedicado o compartido. No era una elección complicada. Dedicado significaba (significa) mayor garantía de servicios y de recursos a un precio más alto. Compartido era (es) barato y con el riesgo que conlleva la compartición de los mismo recursos.

 

         Hemos pasado durante los últimos 3 años (2010-2013) por un proceso lento y “doloroso” para intentar crear una cierta tendencia en el mercado por parte de los integradores de soluciones. Lento porque los procesos de decisión han sido lentos y porque los procesos de consolidación (virtualización) no son tan transparentes como pueda parecer leyendo los manuales de ciertos fabricantes. No obstante, todos hemos ido implantando la tecnología de la virtualización en nuestras infraestructuras de tecnología.

 

         No hemos hecho más que acabar este delicado proceso que en el último año (quizás dos) no para de sonar de forma estrepitosa un nuevo concepto tecnológico que os sonará familiar. Es el Cloud o Nube.

 

         No es objeto de este documento explicar ni las tecnologías de virtualización ni las tecnologías de Cloud. Aun así, necesitamos aludir a ellas e intentaremos hacerlas comprensibles durante la redacción del mismo.

 

¿A DÓNDE VAMOS?

 

         La respuesta no es concisa. Es imposible. De nuevo nos encontramos en un camino bifurcado. Quizás trifurcado. Y la decisión sobre qué camino coger nos plantea dudas suficientes como para analizarlas profundamente y no caer, ¿de nuevo?, en la maldita deuda técnica.

 

         Hablemos primero porqué han ido apareciendo los conceptos Cloud en el mercado. Para poder hacer con mayor claridad, nos remontamos primero a una breve explicación de la virtualización.

 

La virtualización

 

         Las empresas sentían que, cada vez más, estaban “atados” demasiado al hardware sobre el que residían sus sistemas de software empresarial. El hardware era una atadura que implicaba unos costes muy elevado por los contratos de mantenimientos que los fabricantes te obligaban a cumplir, el stock que debías tener (según criticidad del negocio) y los lentos sistemas de Disaster Recovery.

 

         Comenzaron a aparecer tecnologías de virtualización que prometían abstraerse del hardware que los hospedaba y usar un hipervisor (imitador de hardware) que tendrían la virtud de soportar máquinas dedicada virtuales por encima y que éstas serían en un formato lo suficientemente estándar como para que se pudieran mover entre distintos hardwares independientemente de cuál fuera éste.      O sea, que lo que iban a conseguir las empresas es tener un sistema de servidores dedicados (o asimilables) sin preocuparse qué hardware hay por debajo. Además, este sistema de hipervisores, permiten instalar prácticamente cualquier Sistema Operativo (Linux, Microsoft).

 

         A la práctica, la virtualización ha sido una avance gigantesco en la gestión de infraestructuras, en disponibilidad de servicio y en la protección de la estabilidad de los datos. Algunos ejemplos de tecnologías de virtualización son:

 

·         VMware

·         Xen Server

·         HiperV

·         Virtualbox

·         Virtuozzo

·        

 

Como verdaderos estándares han quedado, por orden de peso en el mercado, Vmware, Xen Server e HiperV (Microsoft). No hay ninguno sensiblemente mejor que el otro. Las tres son tecnologías potentes y versátiles que buscan siempre la eficiencia en la gestión de recursos.

 

         Una vez que el mercado ha aceptado y validado la solvencia de la virtualización, ha aparecido otra variable a considerar. Y ésta no es otra que la ubicación de los nodos virtuales. Digamos que en la fase inicial de la aceptación de la virtualización, todos teníamos claro que el lugar adecuado para alojar  nuestros nodos VPS (Virtual Private System) era el mismo lugar donde residían nuestros antiguos servidores físicos. La voluntad de evitar problemas físicos nos llevó a abstraernos del hardware. La evolución llegó entonces a la abstracción del nodo físico donde se hospedaban tanto las máquinas físicas como las virtuales.

 

         Llegamos entonces al concepto Cloud.

 

Cloud o Nube

 

         La evolución del concepto virtualización ha pasado desde la consolidación de servidores hardware dedicados a servidores virtuales dedicados a la virtualización directa del centro de datos. Digamos que la mejor descripción que se puede hacer del Cloud o la Nube es que el sistema (entendiendo como sistema, un servidor web, una base de datos, archivos multimedia) no está localizado en un punto geográfico definido sino en un sistema distribuido de servicios a nivel mundial. Esta es una forma muy básica de expresarlo y podría tener muchas apreciaciones por parte de expertos en la materia. No pretendemos ser gurús en este tema porque, de hecho, no existe gurús en este tema, sino que intentamos describir el escenario en el que no encontramos y el camino que hemos tenido que recorrer para llegar aquí. Y todo, con el único objetivo de llegar a un punto en que poder entender el estudio comparativo de las diferentes ofertas den el mercado.

 

         Los servicios que puedes obtener de las soluciones cloud son:

 

-      IaaS (Infraestructure as a Service). Este servicio se basa en contratar infraestructura en un proveedor. Contratas CPU’s (o hilos de CPU), RAM disponible, espacio de Storage… y cada uno se lo gestiona a discreción. Algo así como un CPD en la nube.

-      PaaD (Platform as a Service). Es la contratación de instancias (o nodos) en un proveedor con características específicas. Sería asimilable a un servidor dedicado pero virtualizado y en la nube.

-      SaaS (Software as a Service). Es la contratación de servicios directamente. La configuración que hay por debajo nos dará lo mismo, solo la disponibilidad del servicio contratado. Como ejemplos que ilustren como SaaS serían: servicio de Streaming, mailing masivo…

 

         De la misma forma que ha ocurrido con la virtualización, han aparecido diferentes tecnologías que intentan conquistar el mercado haciéndose referencia. De nuevo, aparecen 3 grandes competidores:

 

·         vCloud (VMware)

·         Openstack (Open Source)

·         EC2-EBS (Amazon)

 

Como en el caso de la virtualización, cada opción tiene sus ventajas y sus desventajas. En el momento de la redacción de este documento, dos opciones comienzan a crear tendencia: Amazon por su flexibilidad-escalabilidad y Openstack por la enorme comunidad de seguidores que existen de soluciones Open Source. Sin embargo, vCloud empieza a asomar la cabeza por una simple razón. VCloud da continuidad a la tecnología de virtualización de servidores y hace que las comunicaciones entre nodos privados y centros Cloud se hagan de una forma transparente. Vmware es la tecnología de virtualización más implantada a nivel de centros de datos privados. Dar el paso hacia la nube si ésta está respaldada por Vmware, siempre es una ventaja y tranquilidad.

 

         No obstante Amazon ofrece un sistema muy económico (al menos aparentemente, luego ya descubriremos si es así), fácil y muy flexible. Por estos motivos y por una campaña de marketing apoyada en muchos dólares, está teniendo una alta penetración entre las personas que lideran los departamentos de IT. Darse a conocer de forma rápida y muy intrusiva provoca que acabes siendo el “top of mind” del sector. Hoy en día es muy difícil no saber qué es Amazon.

 

         Y por último el tercero en discordia OpenStack. Esta es la solución tipo “do it yourself” que tanto gusta a la comunidad “linuxera”. Y hemos de decir que es la solución más potente de todas. Eso sí, la de mayor complejidad si quieres asumir el paso a la Nube con no muchos conocimientos. Para intentar suplir esta necesidad de knowhow ha surgido un operador (Rackspace) que ofrece servicio de Openstack pero con un panel de control/gestión muy cómodo y fácil. Openstack dispone también de una muy buena comunicación si tu nube privada está bajo la misma tecnología.

 

El futuro, la hibridación

 

         Y no hay alternativa. Y no la hay por es el sentido común quien ha diseñado la solución híbrida.

 

         ¿En qué consisten los sistemas híbridos?

 

         La respuesta no puede ser más clara y sencilla. Hibridar significa unir los centros de datos privados (conocidos ahora como nubes privadas) con los sistemas de cloud públicos. Y todo con el único fin de conseguir alta disponibilidad geográfica y distribución de cargas.

 

         ¿Es esto posible hoy en día? No exactamente, aunque el futuro es esperanzador. No tardaremos tiempo en poder ver cómo un sistema de publicación se mueven automáticamente entre una nube privada y una pública respondiendo tan solo a ciertos patrones de comportamiento indicados por los gestores de los proyectos. A decir verdad, estamos deseosos de que se pueda hacer.

 

         Mientras tanto, existen muchos proveedores de servicio que se jactan de usar palabras tipo “distribuido”, “balanceado geográficamente” y cosas por el estilo. Sin duda falacias que perjudican al sector puesto que espera cosas que luego no va a encontrarse.

 

ESTUDIO COMPETENCIA

 

         Y llegamos por fin al objetivo primogénito de este informe que no es otro que poner negro sobre blanco qué tipo de servicio ofrece cada uno de los proveedores disponibles en España en el sector del Cloud o Nube. Y no menos importante tratar de ponerle precio. Y decimos tratar porque las técnicas que se utilizan para calcular los precios son muy variadas y no siempre fáciles de comprender.

 

         Para desarrollar este informe hemos tomados como fuente informativa cada uno de los operadores que lo ofrecen, es decir, que hemos contratado servicios y experimentado con ellos durante un tiempo suficiente como para poder comprobar el mayor número de variables posibles (sorpresa en precios, calidad del servicio, escalabilidad, soporte técnico…)

 

         Como hemos comentado, las formas de vender o “trocear” el servicio dependiendo del operador son tan variadas que no es fácil plasmar en un cuadro comparativo todas las variables posibles. De hecho, debemos partir de la idea de dos grandes formas de vender:

 

·         Por instancias o nodos (número de nodos, con x CPU, x RAM y x espacio)

·         Como infraestructura (ofrecen GHz, RAM y espacio para utilizar a discreción)

 

En ambos casos, calcularemos el coste con ICM para poder relativizar si los costes son caros o baratos. También intentaremos ser extensos en la descripción de servicios que en cada proveedor entran o no y si tienen un coste adicional.

 

 

 

 

 

Apreciaciones previas:

 

         Antes de entrar de lleno en los precios, nos gustaría hacer unas indicaciones sobre la información que vamos a exponer:

 

·         Algunos precios están traducidos de $ a € por lo que sufrirán con toda seguridad variaciones en el tiempo tanto al alza como a la baja.

·         Algunos servicios están expresados en unidades sin especificar tipología del producto. Como ejemplo, se dice que ofrecen 200 GB de espacio pero no se especifica tipo de storage (SAS, SATA, iSCSI…) ni si existen IOPS garantizadas o no. La calidad, en este ejemplo, es un factor importante a la hora de calcular costes.

·         No existen ofertas comerciales concretas en ICM. Son precios públicos registrados. No dudamos que ciertos proveedores pudieran mejorar su oferta si comercialmente el proyecto les resultara interesante.

·         No siempre el mismo servicio se debe entender de la misma forma. La palabra “administración” puede tener servicios muy dispares aunque nosotros estableceremos unos mínimos de atención elevado puesto que el factor de comparación es ICM y nuestra administración es así.

·         Existen conceptos variables que no podemos tasar con facilidad porque siempre dependen del uso que se le da a cada plataforma. No hemos incrementado en ningún caso el coste en conceptos que son variables (tráfico generado o tickets a soporte, por ejemplo)

·         No todos los proveedores funcionan con la misma plataforma. Algunos funcionan con plataformas que requieren licenciamiento comercial (coste por uso) y otros usan licencias OpenSource. Es una diferencia importante puesto que en las ocasiones que se utiliza software de VMware, los costes son superiores a los proveedores que usan plataformas basadas en OpenStack (aunque su implementación requiere de más inversión en horas de investigación)

·         Intentaremos conseguir dos ejemplos de precios por proveedor con dos configuraciones diferentes. Usar dos configuraciones diferentes nos permite ver cómo aumentan los costes si varía conceptos de RAM o CPU’s, p.e.

 

Con toda esta información, comenzamos con la comparativa de servicios y coste del mercado de servicios de alojamiento sobre tecnología de virtualización y/o cloud.

 

 

Proveedores bajo VMware

 

OVH

 

Éste es un proveedor europeo con una política de precios muy agresiva y basado en la idea “háztelo tú mismo”. Ha crecido mucho en los últimos años a base de, básicamente, fuerza bruta en hardware. Servidores aparentemente muy potentes a precios ridículos. Ahora, se han subido a la nube con una muy fuerte inversión en infraestructura. Una apuesta clara del cambio de tendencia en su catálogo de servicios hacia el servicio escalable y flexible.

 

OVH - Dedicated Cloud

Concepto

Coste Mensual

4 CPU's

 

10 GB RAM

 

250 GB espacio HD

 

 

580€/mes

Servicios opcionales

¿Incluido?

Administración

NO

Backup

NO

Limitación Tráfico x GB

SI

Panel de monitorización

NO

Firewalling

NO

Concepto

Coste Mensual

6 CPU's

 

16 GB RAM

 

500 GB espacio HD

 

 

720€/mes

Servicios opcionales

¿Incluido?

Administración

NO

Backup

NO

Limitación Tráfico x GB

SI

Panel de monitorización

NO

Firewalling

NO

 

Comentarios: Ofrecer servicios con licenciamiento VMware es caro. En OVH, además, no se ofrece servicio de administración ni opción de poder hacerlo. De backup explican poco y sin posibilidad de firewalling.

Fuente: http://www.ovh.es/dedicated-cloud/vcloud-as-a-service.xml#00020_00010_0000280_0_0

ACENS

 

         Un proveedor con una amplia experiencia en el mercado español recientemente absorbido por Movistar. Que una empresa como Movistar se fije en un proveedor como Acens suele significar una muestra de potencia y de confianza, pero desde nuestro punto de vista, creemos que se tornará algo más complicada de tratar y de más difícil acceso para sus usuarios. Dispone de dos centros de datos. Uno en Barcelona y otro en Madrid. Éste último cerrará para migrar al nuevo centro de datos que Movistar está ultimando en Madrid. Las ofertas que hemos buscado se venden en IaaS

 

ACENS - Cloud Datacenter

Concepto

Coste Mensual

5 CPU's

 

10 GB RAM

 

500 GB espacio HD

 

Precio

450€/mes

Servicios opcionales

¿Incluido?

Administración (opcional)

600€/mes

Backup

NO

Limitación Tráfico x GB

NO (no caudal)

Panel de monitorización

NO

Firewalling

NO

Precio FINAL con opciones

1050€/mes

 

Comentarios: Tienen un coste de entrada que no está mal pero con ausencia absoluta de servicios. A poco que comienzas a añadir opciones, entonces los precios se disparan. Es una apuesta clara por vender infraestructura y nada de aportar valor de soporte.

 

Fuente: http://www.acens.com/cloud/cloud-datacenter/precios/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TERREMARK

 

         Proveedor de servicios norteamericano muy popular en el país americano y con un crecimiento importante en Europa. Basado en tecnología VMware, fue de los primeros en ofrecer servicios en nube bajo VMware. Tiene varios centros de datos repartidos por el mundo con gran presencia en USA y con una capacidad de crecimiento muy importante. Fue comprada por Verizon no hace mucho y juntos hacen una empresa muy potente. Evidentemente también vienen del negocio tradicional de hostings dedicados. Han sabido evolucionar hacia la virtualización. Los precios recabados se basan en venta de instancias (PaaS)

 

TERREMARK - vCloud Express

Concepto

Coste Mensual

1 CPU's

 

1 GB RAM

 

100 GB espacio HD

 

Precio

62€/mes

Servicios opcionales

¿Incluido?

Administración (opcional)

NO

Backup

NO

Limitación Tráfico 1 TB

148€/mes

Panel de monitorización

NO

Firewalling

NO

Precio FINAL con opciones

210€/mes

 

 

TERREMARK - vCloud Express

Concepto

Coste Mensual

2 CPU's

 

4 GB RAM

 

100 GB espacio HD

 

Precio

188€/mes

Servicios opcionales

¿Incluido?

Administración (opcional)

NO

Backup

NO

Limitación Tráfico 1 TB

148€/mes

Panel de monitorización

NO

Firewalling

NO

Precio FINAL con opciones

336€/mes

 

Comentarios: precio de entrada rompedor si no tenemos en cuenta que el tráfico que permiten hay que pagarlo a parte. Cuando lo incluyes en el coste final, las cosas cambian.

Fuente: http://vcloudexpress.terremark.com/pricing.aspx

VMWARE

 

         Pues al final se ha puesto a ofrecer su propia tecnología como servicio. No es buena noticia puesto que se podría considerar competencia, más cuando puede dominar el control de costes de su licencia. No obstante, y como veremos más adelante, no parece estar mucho por la labor de “conquistar” el mercado.

 

VMWARE - IaaS

Concepto

Coste Mensual

2 CPU's

 

20 GB RAM

 

2 TB espacio HD

 

Precio

1010€/mes

Servicios opcionales

¿Incluido?

Administración (opcional)

SI

Backup

NO

Limitación Tráfico x GB

NO

Panel de monitorización

NO

Firewalling

NO

Precio FINAL con opciones

1010€/mes

 

Comentarios: No disponemos de mucha información sobre dónde están sus centros de datos. No es una valoración mala, pero aportaría datos importantes. Tampoco está muy claro el soporte que ofrecen (ha sido difícil encontrar una empresa que ponga este servicio sin coste adicional). Nos parece datos negativos importantes que no incluyan algún sistema de backup o de firewalling.

 

Fuente: http://vcloud.vmware.com/about_services/pricing

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Proveedores NO VMware

 

ARSYS

 

         El proveedor español de referencia. Un servicio decente a un precio competitivo. Con las diferentes inversiones que ha ido recibiendo de capital riesgo, han ido creciendo. Tanto que 1&1 se ha fijado en ellos y ha comprado Arsys. Esto que puede parecer una oportunidad de hacer crecer una empresa española, creemos que lo que pretende es fagotizarla. Recoger sus clientes y “adaptarlos” a la forma de operar de 1&1. Nada claro en definitiva. Esperamos equivocarnos por el bien de una empresa líder en nuestro sector y con espíritu local. El servicio que comparamos en esta ocasión se basa en PaaS.

 

ARSYS - Cloudbuilder

Concepto

Coste Mensual

1 CPU's

 

1 GB RAM

 

50 GB espacio HD

 

Precio

55€/mes

Servicios opcionales

¿Incluido?

Administración (opcional)

NO

Backup

NO

Limitación Tráfico x GB

NO

Panel de monitorización

NO

Firewalling

NO

Precio FINAL con opciones

55€/mes


Comentarios: Francamente una oferta muy potente. La transparencia en cuanto a los servicios ofrecidos es poca pero debemos entender que es una muy buena oferta. Quizás se empiece a notar ya las políticas agresivas de 1&1 así como sus políticas de “no atención” al cliente. Pero son pura conjetura. A simple vista, muy buen precio aunque sin soporte, backup o firewalling.

 

Fuente: http://www.arsys.es/cloud/cloudbuilder-precios

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RACKSPACE

 

         Primero de los proveedores que expresa claramente su apuesta por OpenStack. De nuevo nos encontramos con un grandísimo proveedor venido de tierras americanas con CPD alrededor del mundo. Recientemente se han plantado en Irlanda por lo que ya pueden decir que están en Europa. Y lo están, pero Irlanda a nivel legal comporta problemas parecidos que los que hay en USA. A nivel de conectividad, entendemos que se ha mejorado. Todo lo que sea “saltar el charco” es un beneficio. De nuevo la comparativa se hace en contratación con nodos-instancias.

 

RACKSPACE- Cloud Servers

Concepto

Coste Mensual

1 CPU's

 

1 GB RAM

 

40 GB espacio HD

 

Precio

36€/mes

Servicios opcionales

¿Incluido?

Administración (opcional)

82€/mes

Backup

NO

Limitación Tráfico 1 TB

99€/mes

Panel de monitorización

NO

Firewalling

NO

Precio FINAL con opciones

217€/mes

RACKSPACE- Cloud Servers

Concepto

Coste Mensual

2 CPU's

 

2 GB RAM

 

80 GB espacio HD

 

Precio

72€/mes

Servicios opcionales

¿Incluido?

Administración (opcional)

82€/mes

Backup

NO

Limitación Tráfico 1 TB

99€/mes

Panel de monitorización

NO

Firewalling

NO

Precio FINAL con opciones

253€/mes

 

Comentarios: Se repite el patrón de la mayoría de los casos, los servicios básicos son baratos pero a poco que añades cosas que vas a necesitar, el coste mensual se encarece mucho. Pensad que con OpenStack no hay coste de licenciamiento.

Fuente: http://www.rackspace.com/es/cloud/pricing/

AMAZON

 

         Digamos que es el “top of mind” de los proveedores. Es el máximo ejemplo de cómo con inversión, se pueden hacer grandes cosas tanto en implantar nuevas tecnologías como en darlas a conocer. El abanico de opciones de servicio de Amazon es increíble. Ofrece tanto IaaS, como PaaS y SaaS. En este documento nos centramos en las instancias (PaaS) que es lo más comparable tanto con otros servicios de otros proveedores como con ICM.

 

AMAZON - EC2

Concepto

Coste Mensual

1 CPU's

 

4 GB RAM

 

100 GB espacio HD

 

Precio

188€/mes

Servicios opcionales

¿Incluido?

Administración (opcional)

NO

Backup

NO

Limitación Tráfico 1 TB

A sumar al final

Panel de monitorización

NO

Firewalling

NO

Precio FINAL con opciones

188€/mes

AMAZON - EC2

Concepto

Coste Mensual

2 CPU's

 

8 GB RAM

 

800 GB espacio HD

 

Precio

266€/mes

Servicios opcionales

¿Incluido?

Administración (opcional)

NO

Backup

NO

Limitación Tráfico x GB

A sumar al final

Panel de monitorización

SI

Firewalling

NO

Precio FINAL con opciones

266€/mes

 

Comentarios: El “rey” creemos que confunde. Dominar Amazon es complicado. No a nivel de conocimientos técnicos sino en saber cómo funciona, qué costes implica (sobre todo los variables que son la mayoría) y tampoco están muy claras las garantías de servicios y lo que la infraestructura te da a cambio de tu dinero.

 

Fuente: http://calculator.s3.amazonaws.com/calc5.html

 

 

 

CONCLUSIONES:

 

         Difícil concluir con una opinión concreta. La diversidad de opciones es tal que al final, si no quieres caer en la tentación de comparar “manzanas con naranjas”, tienes que vigilar mucho.

 

         No hay opciones mejores ni peores. Solo existe una opción buena si responde lo más cercano posible a tus requerimientos (o los del proyecto). Y no siempre una opción es la mejor para todos los proyectos. Las empresas tendemos a no tener diversidad de proveedores por la facilidad de gestión que ello supone, pero en este caso, es especialmente interesante poder hacerlo. Aunque existe una alternativa. Una alternativa que aporta valor y no es otra que procurar disponer de un proveedor que pueda proporcionarte todas las opciones en una.

 

         El servicio de soporte técnico no está soportado en la mayoría de los proveedores. Y, dada la dificultad de estos montajes, si no tienes a alguien especialista, la cosa no es fácil. Aunque quieras contratar el soporte técnico, muy pocos proveedores podrán dártelo y los precios serán muy importantes.

 

         La forma de pago en proveedores internacionales será también un problema para las empresas con políticas de pago peculiares. En estos proveedores, los pagos SOLO se pueden realizar por VISA y en pago por adelantado. Los conceptos variables también y eso, por experiencia propia, suele causar algún que otro susto.

 

         La desinformación ante incidencias es otro aspecto que nos ha resulta desagradable. Todos los proveedores tienen un sistema de información de sus incidencias un poco precario. Existe, por lo general, una web de “check status” donde tú debes ir a mirar si crees que pasa algo. Nada de un feedback inmediato por su parte. En el tiempo que hemos estado probando todos estos proveedores, hemos sufrido incidencias importantes (bastantes horas de caídas) y el sentimiento que hemos tenido siempre ha sido de desconcierto e incertidumbre. Menos mal que no eran servicios críticos.

 

         La facturación de los conceptos variables suelen ser muy complicados de entender. Un ejemplo. En algún proveedor puedes contratar hilos de CPU. Un número determinado. Si te pasas, pagas. Al cobrarte te envían un concepto tipo “exceso uso hilos de CPU”. Imposible averiguar qué es cierto y qué no. Y cómo demostrar que no es lo que ellos dicen? Imposible. Además, te enterarás cuando hayan cargado tu VISA con el importe que ellos han calculado.

 

         En resumen, tenemos la sensación que contratar entornos de Cloud Vs la contratación de los servicios tradicionales se podría asimilar a la diferencia entre sacar dinero en un cajero automático o en ventanilla. Normalmente todo va bien y es más rápido por el cajero. Pero ojo! Que no te dé menos dinero del que has puesto o que no se te quede la tarjeta. Eso no lo podrás resolver fácilmente si no puedes hablar con alguien de la oficina.

 

 

         Desde ICM creemos que es posible aglutinar lo bueno de cada parte y centralizar en un proveedor las ventajas de los servicios más globales pero con un trato directo y personal.

 

         Invertir en infraestructura propia ya no es la solución más eficiente si miramos el factor económico. Disponer de recursos humanos propios tampoco es imprescindible para una empresa. Los costes de formarlos continuamente son elevados y desvían la productividad interna a su formación.

 

         Externalizar cierto criterio tecnológico se nos antoja una ventaja para el desarrollo de una empresa. Más aún si logramos hacerlo sin compromisos de permanencia que nos liberen de una mala decisión.

 

         Por todo ello, nuestro mejor consejo es atender a los consejos de las empresas que tienen experiencia en la implantación de nuevas tecnologías.